7/08/2010

La Infertilidad DUELE!!!

Comparte estos sentimientos con los que amas:


A mi familia y Amigos
12/Sep/ 2005

Quiero compartir mis emociones sobre la infertilidad con ustedes, porque quiero que comprendan todos mi lucha. Sé que comprendiendo que la infertilidad es difícil van a poder entenderme; aunque hay ocaciones que parece que yo no comprendo tampoco. Esta lucha ha provocado emociones intensas y desconocidas en mí y temo que mis reacciones a estas emociones podrían ser entendidos mal. Espero que mi habilidad de enfrentar y su habilidad de comprender mejorará mientras comparto mis emociones con todos.

Ustedes pueden me describir en esta manera: obsesiva, malhumorada, indefensa, deprimida, envidiosa, seria, desagradable, agresiva, antagónica y cínica. Estas no son características admirables; no es de extrañar que su comprensión de mi infertilidad es difícil. Yo prefiero describirme en esta manera: confusa, apresurada e impaciente, asustada, aislada y sola, culpable y avergonzada, enojada, triste y sin esperanza y trastornada.

Mi infertilidad me hace sentir confusa. Siempre asumí que era fértil. Durante muchos años evité el embarazo, y ahora la ironía es que no puedo concebir. Espero que eso sea una dificultad breve con una solución simple como la habilidad de escoger el mejor momento para las relaciones sexuales. Me siento confusa y es que en realidad quiero estar embarazada y quiero ser madre. Seguramente si me esfuerzo más y por más tiempo con más aplicación yo tendré un bebé.

Mi infertilidad me hace sentir apresurada e impaciente. Me enterré de mi infertilidad después de mucho tiempo gastado en esfuerzos inútiles de embarazarme. De repente mi futuro llevó un retraso, no dio resultado y a cambio tengo en mi corazón una cicatriz eterna. Esperé a ser madre y ahora debo esperar otra vez. Espero para citas con médicos, espero para exámenes costosos, espero para tratamientos, espero para otros tratamientos, espero que no menstrúo, espero que mi esposo no este de viaje y espero para el embarazo. A lo mejor sólo tengo doce oportunidades cada año. ¿Cuántos años tendré cuando finalmente tendré mi familia? ¿Cuando no tenga más fuerzas? ¿Cuando no tengas suficiente pasiencia?

Mi infertilidad me hace sentir asustada. La infertilidad está llena de desconocidos y estoy asustada porque necesito respuestas definidas. ¿Cuánto tiempo durará esta condición? ¿Quizás nunca seré madre? ¿Qué humillación debo aguantar? ¿Qué dolor debo sufrir? ¿Por qué es que las drogas que tomo para ayudarme en vez me hacen sentir peor? ¿Por qué es que mi cuerpo no hace las cosas que mi mente quiera que lo haga? ¿Por qué siento tanto dolor? Tengo miedo de mis emociones, tengo miedo de mi cuerpo que no es dependiente, y tengo miedo de mi futuro.

Mi infertilidad me hace sentir aislada y sola. Recuerdos de bebes están por todos lados. Debo seguir aguantando esta maldición invisible. Evito los demás porque todo me causa dolor. Nadie sabe lo horrible que es mi dolor. Aunque usualmente pienso con claridad, ahora me encuentro seducida por supersticiones y promesas. Pienso que estoy perdiendo la perspectiva. Me siento tan a solas y me pregunto si lo puedo sobrevivir.

Mi infertilidad me hace sentir culpable y avergonzada. Con frecuencia olvido que la infertilidad es un problema médico y debe tratarse así. La infertilidad destruye mi amor propio y me siento como un fracaso. ¿Por qué estoy siendo castigada? ¿Qué hice para merecer eso? ¿Es qué no merezco un bebé? ¿Es qué no soy una buena compañera sexual? ¿Querrá mi esposo quedarse conmigo? ¿Es eso el final de mi linaje? ¿Tendrá mi familia vergüenza de mí? Es fácil perder confianza en sí misma y de sentir avergonzada.

Mi infertilidad me hace sentir enojada. Me enojo con todo y sé que una gran parte de este enojo está dirigido equivocadamente. Estoy enojada con mi cuerpo porque lo me ha traicionado, tal vez por que no siempre lo he tratado bien. Estoy enojada con mi esposo porque no podemos sentir lo mismo sobre la infertilidad al mismo tiempo. Yo quiero y necesito un defensor para ayudarme.

Estoy enojada con mi familia porque siempre me ha resguardado y protegido de tremendo dolor. Mi hermana menor está sola y con 2 hijos; mi madre quiere una reunión de familiar todos sus nietos y mis abuelos quieren distribuir las reliquias de familia. Estoy enojada con mis médicos porque parece que ellos controlan mi futuro. Ellos me humillan, me infligen dolor, invaden mi vida privada, me patrocinan y a veces olvidan quien soy, olvidan tratarme como persona. ¿Cómo puedo explicar a ellos lo importante que es para mí ser madre?

Estoy enojada con mi economía; los tratamientos de infertilidad son muy caros. ¿Mis recursos financieros deben determinar el tamaño de mi familia?. Mi compañía de seguros no es cooperativa, y debo sacrificar tanto para pagar las cuentas médicas.

No puedo faltar a mi trabajo, o voy a perder mi empleo. No puedo ir a un especialista, porque significa más tiempo viajando, más ausencias del trabajo y más gastos.

Finalmente, estoy enojada con todo el mundo. Todos tienen opiniones sobre mi incapacidad de llegar a ser madre. Todos tienen soluciones fáciles, como remedios caseros, milagrosos o incluso unos “Vacaciones” para “Desestresarnos”. Todos parecen que saben demasiado poco, y hablan por demás.

Mi infertilidad me hace sentir triste y sin esperanza. La infertilidad se siente como si he perdido mi futuro y nadie sabe de mi tristeza. Me siento sin esperanza; la infertilidad me roba de mi energía. Nunca he llorado tanto o tan fácilmente. Estoy triste que mi infertilidad me requiere a ser tan egocéntrica.


Estoy triste por que he desatendido muchas amistades porque esta lucha duele tanto y demanda tanta energía. Los amigos con niños prefieren la compañía de otras familias con niños. Estoy rodeado por bebes, mujeres encintas, fiestas, Baby-Shower, pláticas de partos difíciles, cuentos personales de nacimientos, películas para niños, fiestas de cumpleaños y mucho más. Me siento tan triste y sin esperanza.

Mi infertilidad me hace sentir trastornada. Mi vida está suspendida. Tomar decisiones sobre mi futuro inmediato y a largo plazo parece imposible. No puedo decidir sobre la educación, la carrera, fincar una casa, adquirir un animal doméstico, vacaciones, viajes etc. Cuanto más lucho con mi infertilidad, tanto menos poder tengo. Esta lucha no tiene horario; los tratamientos no tienen garantías. Con certeza sé que necesito estar con mi esposo durante los tiempos en que estoy más fértil y también cerca a mi médico para recibir tratamientos.


¿Debo pensar en la adopción? ¿Debo tomar medicamentos más caros? ¿Debo seguir un tratamiento médico más caro o más especializado? Uno se siente trastornado en que no hay respuestas definidas y tampoco no hay garantías.

De vez en cuanto siento que mi pánico disminuye. Estoy aprendiendo modos que me ayuda enfrentar mi infertilidad. Ahora estoy convencida que no estoy loca y creo que voy a sobrevivir.


Estoy aprendiendo a escuchar a mi cuerpo y a ser más asertiva y no tan agresiva con respecto a mis necesidades.

Estoy a punto de comenzar con una buena atención médica pero creo que ahora necesito una buena atención emocional y no siempre se encuentran en el mismo lugar.

Estoy tratando de ser más que una persona con infertilidad.

Estoy recobrando el entusiasmo, la alegría y el gusto por la vida

12 comentarios:

Eugenia dijo...

Hola, encontré por "casualidad" tu blog, y me ha ayudado a soltar el dolor que por tanto tiempo me he aguantado.
Por lo menos tienes el apoyo y amor de tu pareja, solo puedo decirte que admiro tu fuerza y valor para compartir todo esto.
Creo que lo más difícil es precisamente enfrentar a los demás, a la familia, a los amigos, a los compañeros de trabajo...
Mucho éxito para ustedes con esta lucha y espero que sean iluminados con su angel.

Anónimo dijo...

HOLA

SOMOS MUCHAS EN LA MISMA LINEA, Y LO QUE ESCRIBES NADIE MAS QUE NOSOTRAS LAS INFERTILES SABEMOS LO QUE SE SIENTE. GRACIAS POR EXPRESAR TUS SENTIMIENTOS TAN CLARAMENTE, DISCULPA PERO CASI LOS HICE MIOS.

LINETTE

Olga Valera dijo...

Estos sentimientos no son solo mios... Son tuyos también!

Así como de toda mujer que haya pasado por esto... Por que la Infertilidad psicologica, no tiene cura (T_T)

Anónimo dijo...

Hola:

Cuan reales son estas lineas, me siento 100% identificada con ellas. Es mi mismo dolor ...

Anónimo dijo...

hola yo soy hombre y a los 18 anhos fui hospitalizado en una clinica de reposo...

depronto tras una inyeccion mis eyaculaciones cambiaron... y mi cabello se frizio...

a partir de ese momento cambie bastante me puse irritable y ademas no podia tener relaciones normalmente...

he seguido muchos tratamientos... hasata me mude a un lugar super tranquilo pero no soy igual...

quisiera saber de alguna cura porfavor soy hombre ahora tengo 23 anhos y estoy estudiando en la universidad casi a mitad de carrera

gracias

alejandro

alejandro_pmc87@hotmail.com

Paula dijo...

Hay Dios, yo pensé que nadie podia comprenderme, pero es así, tus palabras reflejan mis vivencias. Luego de mucho dolor y tratamientos, gracias a Dios tuve una hija por FIV con ovodonación, pero el fantasma de la infertilidad sigue presente cuando ella me pide que "alguien me regale un bebé", mi marido no quiere adoptar y yo sigo sufriendo por los hijos que quiero y no puedo tener y es facil para otros decir "superalo", pero hay que vivir la infertilidad para saber lo que es tener sueños que jamás podrás cumplir....

Olga Valera dijo...

Gracias por tu comentarios Paula.

Realmente casi una cuarta parte de la población sufre como nosotras. Pero sigue siendo un tema tabu... Mucha gente prefiere decir: No quiero hijos, en lugar de aceptar que tienen un problema y tratar de remediarlo.

Otros, se van a otras ciudades o a otros paises a hacerse costosos tratamientos y regresan con el falso cuento de "Nos fuimos de viaje a una isla paradisiaca y ahi nos embarazamos"...

Pero somos millones de parejas que sufrimos igual, sentimos lo mismo y el resto de la población no nos entiende, por que no saben el dolor que causa...

Mucha suerte!!!

Anónimo dijo...

Hola, también estoy en este duro camino, recién empezando, hace un año y la verdad Olga me siento muy identificada con tus palabras, leer tus emociones y sentimientos me reflejan a mi igualmente, es muy duro este camino, pero siento que es lo único que nos permite la posibilidad de ser madres, espero tener las fuerzas para llegar a concretarlo y no quedarme en el intento, tanto física, emocional como monetariamente, te mando un beso grande, gracias por tus fuerzas y te deseo la mejor de las suertes en este duro camino, Fabiana.

Male Marley dijo...

Me encontre como algunos tu blog por casualidad. Mi realidad es como la tuya tenemos en nuestra vida la infertilidad. Que dificil es vivir con ella, duele, pero hay que seguir adelante. espero que a estas fechas tu vida haya dado un giro y tengas un angel en tu familia. En mi caso, es dificil llevo 12 años intentando, me he dado por vencida. Hoy aprendo a vivir como mujer, solitaria, sin la esperanza de concebir, buscando alegria y fuerza dia a dia en busca de la felicidad. =) un fuerte abrazo.. Alejandra

Anónimo dijo...

Hola, igual yo encontre esto buscando temas de infertilidad y la verdad, me sacudi para entender q no era mi escritura, porque es como si lo hubiera redactado yo misma. Tengo casi 9 años casada, el primer año provoque un aborto por una decision impulsiva, me practiaron un legrado, a los pocos meses me practicaron otro legrado de emergencia, esa vez no sabia que estaba embarazada, luego de mucho tiempo me pusieron un tratamiento que me provoco un sangrado excesivo en la menstruacion y fue el tercer legrado que me practicaro, desde entonces he tenido irregularidad menstrual, solo menstruo con miprox y medicamentos recetados, me hice la salpicografia y salio bien, he tenido ya 6 ginecologos, todos me hacen y dicen lo mismo, he pensado en la invitro pero igual es costozo y no garantizada, he caido en una depresion que ya estoy pensando incluso terminar este matrimonio, el siempre me ha dado su apoyo, tiene u a hijade su primer matrimonio, salio bien en sus analisis de conteo y calidad de esperma, he leido que las posiciones en la eyaculacion influyen, todas las que la mujer este arriba o parada no nos favorecen, las mas acertadas snlas que el eyacule encima pero con el mio es un problema porque el no puede lograrlo, por eso me he deprimido an mas y he perdido parte de las emociones, a no me siento ni siquiera enamorada, solo quiero empezar de nuevo, intentarlo con alguien mas.

Anónimo dijo...

Yo tengo ya una hija que concebimos de forma natural ahora tiene casi 5 años, había aceptado mi condición y vivía muy en paz hasta que empece a ver que ella necesitaba un compañero y yo una familia"completa", fue cuando fuimos con un especialista y al revisar os, determino que ambos tenemos un problema, nos sometimos a una IA la cual fue fallida y debo ir nuevamente a realizarme todo el tratamiento, pero muero de miedo, no quiero sentirme tan vacía e inútil como me siento ahora, creo que he perdido la fe y me enojo con todo, sobre todo con la vida por ser parte de las estadísticas negativas de la sociedad, pero no puedo ser parte de las positivas? Porque yo? Porqué yo no me merezco ser madre otra vez? Porqué tengo q sufrir esta incapacidad? Aguantar tantos pinchazos y vivir tantas incomodidades y no obtener resultado? Me siento tal cual lo describes y más!
Espero tener fuerzas para continuar, a veces pienso que estoy forzando mi destino y Dios ya tenía escrito que sólo tendría una hija y yo insisto y no llegará, porque eso eslo que esta escrito, siento tanta inseguridad, desolación, amargura y el peor de los sentimientos envidia por ver al mundo q me rodea con sus hijos y su familia entera, luchando contra ese sentimiento también porque como puede uno envidiar a tu mejor amiga o tu prima y todas las personas que tienen en su vida la dicha de soló planearlo y tenerlo....y yo simplemente impotente, con falta de poder y decisión ante ese sueño, hoy es de mis peores días y me urgía sacar todo esto, es un poco reconfortante saber que no doy la única....pero no me consuela.

Maribel Castro dijo...

Yo quiero contarte que de los 14 anos que llevamos casados intentamos 10 para quedar embarazadosen el octavo a;o tuvimos una perdida de 8 semanas de un embarazo natural. En la Biblia existen promesas de parte de Dios que El le hizo a Moises que no habria en su familia esteril, yo me apodere de esa promesa para mi vida, dos anos mas tarde pudimos concebir una preciosa nina, fueron 13 anos de espera, con altos y bajos, pero lo que nos mantuvo unidos y firmrs fue en quien habiamos depositado nuestra esperanza, en aquel que es el dador de la vida... Dios
Nunca pierdas la esperanza todo en la vida tiene su tiempo.
La edad que tenia al quedar embarazada naturalmente fue de 38.